Una herencia en juego – Jennifer Lynn Barnes

De vez en cuando viene bien leer algo ligero, algo que sea puramente entretenimiento y eso es lo que me he encontrado en Una herencia en juego de Jennifer Lynn Barnes. Una novela con intriga, acertijos y muy adictiva.

La trama podría recordarnos de alguna manera a una cenicienta actual. Chica (Avery) huérfana, pobre, que estudia y trabaja, con pocos amigos y con un corazón de oro. De repente, le comunican que acaba de heredar una de las fortunas más escandalosas de Estados Unidos.

Pero, nadie regala nada sin recibir algo a cambio, y las condiciones para obtener su herencia pondrán a juego su astucia y su vida. Porque claro, los familiares del difunto no le van a poner las cosas fáciles y no van a renunciar a esa sustanciosa suma sin luchar. Y en esta lucha, todo vale.

Al inicio he dicho que hay acertijos y los hay. En algunos el lector podrá pensar un poco y ser, en cierto modo, partícipe, pero lo cierto es que están creados para que sea Avery quien los resuelva, cosa que no le resta emoción. La historia está narrada en primera persona y desde la página uno consigues conectar con la protagonista al máximo. Con lo cual siempre querrás ir a su lado, celebrarás sus pequeñas (o grandes) victorias, y sufrirás cuando falle.

Estamos ante una novela juvenil, con lo cual todo es bastante light, personajes adolescentes y jóvenes, tensión sexual, pero sin escenas fuertes y lo mismo con la violencia, aunque es un juego a vida o muerte, todo está bastante suavizado. Sin embargo, esto no le ha restado ni un ápice de intensidad a la historia y he devorado sus páginas con avidez y estoy deseando seguir el juego que nos propone la autora con su segunda parte, que está próxima a salir: El legado Hawthorne.

En este aspecto lo único que me chirrió es que uno de los personajes secundarios sustituye las palabras malsonantes por otras de sonido similar, para que os hagáis una idea uno de sus insultos favoritos es «hijos de fruta». Sin comentarios. Esto la primera vez, me resultó gracioso, cuando ya lo lees en repetidas ocasiones, te molesta un poco, la verdad. Menos mal, que hacia la mitad de la novela queda en una anécdota y la autora deja de abusar de ello, con lo cual todos felices.

Los personajes son interesantes y bastante enigmáticos. Hay muchos secretos y muchos silencios. Salvo a la protagonista, al resto del elenco le conocemos muy superficialmente. No es que sean personajes planos, ni mucho menos, es que la autora juega constantemente con el rol del bueno y el malo y es difícil saber quién es quién.

Aunque es una novela de intriga, hay tiempo para el amor. Avery pasa de vivir con su medio hermana, Libby a residir en una casa con cuatro chicos –hermanos entre sí– que, obviamente, están de muy buen ver todos. Con lo cual el flirteo está garantizado.

Una herencia en juego es una propuesta completamente adictiva, con mucho misterio y muy ritmo que conquistará a lectores de todas las edades.

Marta Pérez

Título original: The Inheritance Games
Título: Una herencia en juego
Serie: Una herencia en juego 1
Autora: Jennifer Lynn Barnes
Traductora: Martina García Sierra
Editorial: Molino
Páginas: 447
Género: misterio, intriga, juvenil
Fecha de publicación: marzo 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: