Por si las voces vuelven – Ángel Martín

Cuando Marta Pérez me pidió que hiciera la reseña de Por si las voces vuelven (Planeta), de Ángel Martín (Barcelona, 1977), una vocecita en mi interior enseguida soltó: «¿en serio vas a hacerlo? Pero si hace un montón que no escribes ninguna reseña… Te saldrá como el culo». Así que, evidentemente, ya empecé a dudar. Y no solo por mí y mis capacidades, sino también por cómo iba a comentar y (sobre todo) a no destripar un libro que creo que todo el mundo debería leer en algún momento de su vida.

En este libro, Ángel Martín nos cuenta lo que vivió en 2017 (poniéndonos en antecedentes con algunas pinceladas) y cómo ese episodio le obligó a empezar de cero. Y no me refiero a la vida profesional o familiar. No. Estoy hablando de volver a crear tu «yo»; de configurar de nuevo algo completamente reseteado. 

«Hace unos años me rompí por completo. Tanto como para que tuvieran que atarme a la cama de un hospital psiquiátrico para evitar que pudiera hacerme daño.»

Por deciros algo de las muchas cosas que podréis encontrar en esta lectura, explicaros que cuando alguien está «loco», suele ser porque ha perdido un tornillo, ¿no? Pues bien, ironías de la vida, en el caso de Ángel Martín su problema fue encontrarlo. Aunque, si lo pienso bien, no sé si fue un problema o una salvación… (Aquí mis voces están discutiendo el asunto.)

Si cogiéramos una coctelera y mezcláramos a David Lynch, Christopher Nolan y Guy Ritchie, por poner algunos ejemplos, tendríamos ante nosotros el cerebro de Ángel Martín en 2017. Lo curioso de todo es que, si alguien te contara las historias que él tenía en su cabeza, lo primero que te saldría sería exclamar: «¡joder, tío, cómo mola! ¿Has pensado en escribir un guion o una novela?». La cuestión peliaguda es cuando la realidad supera la ficción.

Mucha gente puede pensar que Por si las voces vuelven es solo un relato autobiográfico interesante y curioso. Pero, craso error. En realidad es un excelente trabajo de empatía y humanidad.

«[…]lo que de verdad importa es cuidar tu salud mental… y la de los demás.»

Porque, seamos sinceros, todos estamos un poco «locos». Unos más y otros menos, cierto. Pero yo iría más allá y diría que unas locuras están más aceptadas que otras. Las supersticiones, en el fondo, no dejan de ser una «ida de olla» que, a muchos, les condiciona la vida. Así que, bueno, unos somos locos y otros, simplemente «excéntricos». Lo que está claro es que, si leéis este libro, seguro que en un momento u otro os sentiréis identificados con algún punto, lo subrayaréis o, incluso, correréis a buscar un #post-it (guiño, guiño que entenderéis durante la lectura).

Y, para terminar, dos cositas que, en parte, comparto con Ángel Martín. Primera: las mariposas tienen (o tenían) un papel importante en su vida; en mi caso, son los dálmatas. Segunda: el «Señor Gris».

Y encima, para rematar, yo tengo tics nerviosos para dar y regalar. Así que… «¡PUNTO PARA LOS LOCOS!» y a leer.

No os arrepentiréis.

Marta Cañigueral Ayllón

Título: Por si las voces vuelven
Autor: Ángel Martín
Editorial: Planeta
Páginas: 250
Género: autobiografía, narrativa, testimonio
Fecha de publicación: noviembre 2021

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: